En los diez primeros meses de 2010 se autorizaron 13.435 ERE que afectaron a 230.517 personas


Suponen una reducción del 16,6% con respecto al año anterior en cuanto al número de procesos y del 50,2%, sobre el volumen de afectados. La Industria es el sector más afectado con 5.593 expedientes, el 41,6% del total y 149.853 afectados, lo que supone el 65% del total.

Según informa la secretaría confederal de Acción Sindical de CCOO, los ERE autorizados en los diez primeros meses de 2010 fueron 13.435, de los que el 20,8% del total (2.801) fueron de extinción de contratos; el 63,8% (8.582) de suspensión temporal de contratos  y el 15,2% (2.052) de reducción de jornada. Afectaron a un total de 230.517 personas, frente a los 462.997 del mismo periodo de 2009, lo que supone una reducción del  50,2% en relación con el volumen de afectados.

De los ERE autorizados, 12.163 fueron pactados con las organizaciones sindicales o la RLT, lo que supone el 90,5% del total, mientras que los no pactados fueron 1.272, que equivalen al 9,5% del total. Entre los ERE pactados fueron mayoría los que conllevaron suspensión temporal de contratos, 7.694 frente a los 2.545 de extinción de contratos y los 1.924 de reducción de jornada. Igualmente en los ERE autorizados no pactados que totalizan 1.272, la suspensión temporal de contratos fue la modalidad más utilizada, con 888 expedientes, frente a 256 de extinción y 128 de reducción de jornada.

Si comparamos los datos totales con los del mismo periodo del 2009, los ERE autorizados se reducen en un 16,6%; siendo un 17,5% el descenso registrado en los expedientes de extinción de contratos, del 21,6% en los de suspensión temporal. Por el contrario, los procesos que conllevan medidas de reducción de jornada, aumentan un 15,8% con respecto al mismo periodo de 2009.

Del total de afectados, el 18,2% (42.096) vieron extinguida su relación laboral; el 70,2% (161.889) tuvieron una suspensión temporal del contrato, y el 11,5% (26.532) tuvieron como efecto la reducción de su jornada laboral. El 90,5%  estuvo afectado por un ERE pactado y el 9,5% restante por un ERE no pactado.

Con respecto al mismo periodo de 2009, el total de las personas afectadas por un ERE disminuyó en un 50,2%, siendo un 21,9% la reducción en el número de extinciones de contrato; un 58,5% en las suspensiones temporales, mientras que por el contrario, se produce un aumento del 45,13% en cuanto al número de afectados por reducciones de jornada.

De los 13.435 ERE autorizados, 659 lo fueron en empresas del sector Agrario; 5.593 en empresas de la Industria; 1.959 en empresas de Construcción y 5.224 en empresas de Servicios. De las 230.517 personas afectadas la mayoría, el 65% (149.853), pertenecen a empresas de la Industria; el 24% (55.872) a empresas de Servicios; el 8,6% (20.029) a empresas de Construcción y el 2% (4.763) a empresas del sector Agrario. Por sexos, el 79% (181.903)  fueron hombres, y el 21% (48.614) mujeres.
De las 42.096 personas afectadas por expedientes de extinción de contratos, el 72% (30.191) fueron hombres y el 28% (11.905) mujeres;  de las 161.889 personas afectadas por expedientes de suspensión temporal, el 81,6% (132.150) fueron hombres y el 18,4% (29.739) mujeres y de las 26.532 personas afectadas por expedientes de reducción de jornada, el 73,7% (19.562) fueron hombres y el 26,3% (6.970) mujeres.

Según el número de personas, durante los diez primeros meses de 2010, la Comunidad Autónoma de Cataluña es la más afectada, seguida del País Vasco, Comunidad Valenciana, Madrid, Andalucía, Aragón, Castilla y León, Asturias, Galicia, y Navarra con 207.979 afectados, lo que supone el 90% sobre el total. Por Comunidades  Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco, Andalucía, Madrid, Galicia, Aragón y Castilla y León han tenido un mayor número de ERE, con un total de 10.920 procesos, lo que supone el 81% del total.

Anuncios