Crisis: gobierno no tocará a los ricos


El ejecutivo de Zapatero se dispone a recortar el deficit público. Para hacerlo tenía dos opciones: una reforma fiscal profunda para meter la mano en las cuentas de los poderosos o disponer que los trabajadores paguen la crisis; esto es, recorte en inversiones, en sueldos, en pensiones, subida del IVA y reforma laboral. Era evidente que el gobierno del PSOE iba a optar por la segunda opción: que la crisis la paguen los trabajadores. Las personas que se acercan a las urnas para votar al PSOE pero que mantienen una mirada de la sociedad y el mundo como progresista, se quedan sin argumentos. Zapatero hace lo mismo que harían los neocon, por mucho que les duela a los que aún sueñan con pactar con el “gran” lider de la socialdemocracia patria. ¿Los sindicatos? Ni están ni se les espera. 

 
Medidas que toman desde hoy: 

-Suspender la revalorización de las pensiones

-Eliminar el régimen transitorio para la jubilación parcial previsto en la Ley 40/2007

-Eliminar el ‘cheque bebé’ de 2.500 euros a partir de 2011

-Se baja el sueldo un 15% a los miembros del Gobierno

-Reducir gastos de farmacia mediante una revisión de los precios de los medicamentos

-Las solicitudes de dependencia se resolverán en 6 meses y se elimina la retroactividad

-Reducción de 600 millones de Ayuda al Desarrollo

-Reducción de 6.045 millones de inversión pública

 

Fuente: Insurgente

Anuncios