Crisis: gobierno no tocará a los ricos


El ejecutivo de Zapatero se dispone a recortar el deficit público. Para hacerlo tenía dos opciones: una reforma fiscal profunda para meter la mano en las cuentas de los poderosos o disponer que los trabajadores paguen la crisis; esto es, recorte en inversiones, en sueldos, en pensiones, subida del IVA y reforma laboral. Era evidente…