Estimados compañeras y compañeros


Como seguro que todos conocéis, la renuncia al principio de

“a igual trabajo, igual  salario” mediante el establecimiento de la doble escala salarial (y de otras condiciones laborales diferentes) se quiere firmar a propuesta de la Empresa en el Convenio Colectivo de Persan, para los trabajadores/as de nueva incorporación en la Compañía.

 Sin entrar en el contexto ni en los pormenores que quieren para llegar a la firma (promesas de creación y estabilidad en el empleo, chantaje con los excedentes, recurso a la manida competitividad, etc.) lo cierto es que las rebajas salariales serán  en función exclusivamente, de la fecha de ingreso en la Empresa.

 Se legitima así, la contratación de trabajadores con un salario inferior al que tiene el resto de la plantilla que está en la misma categoría y realiza el mismo trabajo. Por supuesto, no se trata de aprendices, sino de trabajadores cualificados a pleno rendimiento y con los conocimientos adecuados para realizar su tarea.

 También quieren que firmemos  en el Convenio, un nuevo sistema de clasificación profesional por grupos profesionales. “El acceso a posibles niveles estará en función de la planificación económica que, en cada negociación colectiva, se destine para este fin”.

 Las diferencias salariales no solo afectan al complemento personal (que los trabajadores actuales tendrán reconocido a título individual)sino también a todos los conceptos salariales (salario base y demás complementos salariales) e incluso a las condiciones laborales

 Y lejos de acotar estas diferencias en el tiempo (en un periodo no excesivamente prolongado) y de establecer los mecanismos que hagan que las dos escalas se aproximen gradualmente hasta llegar a la paridad, en el Convenio no se prevé ninguna cláusula de temporalidad. Es decir, que los trabajadores así contratados en la Empresa, se convierten en trabajadores de segundo nivel en términos salariales.

 Parece evidente que es difícil escapar de esta dualidad (trabajadores de 1ª y de2ª) si la medida de la segunda escala salarial se pacta sin ningún tipo de horizonte temporal, es decir, con carácter indefinido. Vale de poco señalar, a tal respecto, que los trabajadores que entren y se consoliden en la Empresa con esta medida pueden tener mejores condiciones que muchos otros con contratación precaria. En efecto, una cosa es asumir condiciones precarias de empleo porque no hay otro remedio, dada la existencia de leyes o normas que lo facilitan, y otra muy distinta pactar condiciones desiguales para el mismo trabajo.

 Recientemente ha recobrado actualidad la doble escala salarial, gracias a una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que la anula para el Convenio de Nissan, firmado en julio de 2002. Con el pretendido objetivo de reducir costes, Nissan acordó con UGT y el sindicato independiente Sigen un Convenio Colectivo que permitía una doble escala salarial (los nuevos empleados entran en la Empresa cobrando un 17% menos que los antiguos). El Convenio no fue firmado ni por la CGT ni por CC.OO. que decidieron demandarlo en los tribunales, al considerar que este acuerdo era discriminatorio para los nuevos empleados, ya que la diferencia se basa sólo en la fecha de incorporación del trabajador a la Empresa. El TSJC  ha dado la razón a los demandantes, al considerar que el Convenio es discriminatorio y anular la doble escala.

 Los tribunales admiten este doble rasero cuando se dan dos circunstancias “objetivas” su justificación y su temporalidad. Ninguno de los dos condicionantes tienen reflejo en el Convenio de Persan no está  justificado.

De igual forma,  La Compañía pretende un nuevo sistema de clasificación profesional por Grupos profesionales para todo el personal de la compañía, sustituyendo el actual sistema de clasificación por niveles. Para el personal que se incorpore a la Compañía, el sistema de acceso a posibles grupos profesionales de desarrollo estará en función de la planificación profesional y de la asignación económica que, en cada negociación colectiva, se destine para este fin.

  Deberíamos corregir este planteamiento. No solamente porque es discriminatorio e injusto, sino porque además supone un riesgo (empresarial) continuo de fuga de trabajadores de Persan (jóvenes, cualificados, con experiencia, pero mal pagados) a otras empresas. Desde CC.OO. esperemos que así sea, y que se pase página.

Por el contrario, si la situación se perpetúa y se quiere seguir con la doble escala salarial, y la eliminación  del plus de antigüedad, tanto a los trabajadores actuales como  a los de nueva incorporación  esta Sección Sindical no firmara el Convenio y utilizará los servicios jurídicos de CC.OO. para intentar frenarla en los tribunales.

 Pero también, como parece obvio, esta medida de presión y de denuncia, debería estar arropada por una fuerte participación de los trabajadores, tanto de los nuevos contratados como de los antiguos. No olvidemos que entre la reivindicación y el objetivo, está el trabajo de todos.

 En CC.OO. te ofrecemos un espacio sindical abierto, desde donde poder defender tus derechos, tus propuestas y tus iniciativas, en compañía, de gente como tu, con tus mismos intereses y tus mismos problemas laborales. El futuro es participación y esfuerzo colectivo. Te esperamos en este, tu sindicato.

Sección Sindical de CC.OO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s